domingo, 20 de mayo de 2018

Los nachos


Los nachos son una de las insignias de la comida Tex-Mex. Si piensas en comida mejicana es lo primero que te viene a la cabeza. Consisten en unas tortillas de maíz fritas cubiertas de queso Chédar. En La Leyenda los servimos con Aliento del Dragón, una salsa casera picante con ternera, frijoles y jalapeños. 

Su creación es muy reciente y surgió de manera accidental, del ingenio y la picardía del maître mexicano Ignacio Anaya. 


Corría el verano de 1943. Después del estallido de la Segunda Guerra Mundial y el ataque a Pearl Harbor, el ejército norteamericano estableció una base aérea cerca de Eagle Pass, en la orilla texana de Río Grande. Era común que los oficiales y sus familias aprovecharan su tiempo de ocio para cruzar la frontera mexicana y disfrutar de la comida en los restaurantes de la ciudad de Piedras Negras. 

Ignacio Anaya

Una de esas tardes, un grupo de esposas de los militares destinados allí, después de un largo paseo, se sentaron en la terraza del Victoria Club. Tenían sed y querían algo de comer, un pequeño snack. El encargado del restáurate, Ignacio Anaya, estaba sólo, recogiendo. Era tarde y hacía rato que había mandado a los camareros y al cocinero a casa. Por no decir que no a sus nuevas clientas, se metió en la cocina, se puso el sombrero de cocinero e improvisó un plato con lo que había en la alacena. 




Frank Liberto
Les sirvió tortillas de maíz fritas cubiertas de queso y jalapeños. A las mujeres, les encanto. Les gusto tanto que bautizaron a la nueva creación como «La especialidad de Nacho» (Nacho’s Special, en inglés). Pronto el Victoria Club era una las paradas obligatorias si cruzabas la frontera. Su fama se fue extendiendo por todo el estado de Texas. Y se internacionalizaron a partir de la década de los setenta. El gran salto a la fama de los nachos se le debe a Frank Liberto, uno de los concesionarios de comida en el Arlington, en aquel tiempo estadio de beisbol de los Rangers de Texas. Frank Liberto introdujo la venta de nachos para hacerle la competencia a los perritos calientes y las palomitas. El sabor picante era una combinación perfecta para disfrutar con la cerveza en el estadio. En cuestión de semanas, en EEUU los nachos eran tan famosos como las hamburguesas. 

Se puede decir que los nachos son una comida intrínsecamente mexicana popularizada por los texanos. 


viernes, 20 de abril de 2018

El vermut de la Leyenda


Cary Grant solía beberse un vermú antes de enfrentarse al rodaje de una escena. Decía que le templaba los nervios. Salvador Dalí contaba entre sus costumbres favoritas, la de tomarse uno doble del tiempo –sin nada de hielo– con una aceituna flotando en el oscuro licor. Cuentan que lo degustaba siempre acompañado de amigos en largas tertulias sobre arte, actualidad y repletas de anécdotas. En España la bebida está tan arraigada en nuestra cultura que incluso usamos la expresión tomarse un vermut para referirnos a la costumbre de beber algo -una caña de cerveza, un vino o la propia copa de vermut- acompañado de una tapa, a la hora del aperitivo. 
Pero, ¿cuál es el origen del vermut? 

Etimológicamente, aunque a nuestra lengua llegó a través de la influencia francesa y el vocablo vermout; este a su vez proviene del alemán wermut y que significa ajenjo o absenta

Su invención se remonta al siglo V antes de Cristo. El llamado “padre de la medicina” Hipócrates elaboraba brebajes medicinales mezclaba el vino con plantas aromáticas y ajenjo –ingrediente fundamental del vermut y hierba ya utilizada por la civilización egipcia–. Su uso se generalizó durante la Edad Media. En 1773 el médico italiano Villifranchi recopilaba y plasmó en sus textos enológicos aquel licor cuya elaboración había sido transmitida oralmente. Un poco más tarde, a principios del siglo XIX el vermut se comercializó a gran escala de la mano de los hermanos Luigi y Giuseppe Cora y se expandió alrededor del mundo. 


En La Leyenda Vigo servimos nuestro propio vermú de barril con hielo y cítricos. Una fórmula tradicional basada en una infusión de raíces y plantas aromáticas que tras un periodo de maduración se mezcla con una selección de vinos, obteniendo como resultado nuestros vermús rojo y blanco de aroma y gusto característico. 

Creemos que el vermú es tan importante en nuestra oferta que hemos promovido las Sesiones Vermú para venerarlo, para celebrarlo. Música en vivo para acompañar el aperitivo de los domingos. ¿Te apetece?

martes, 20 de febrero de 2018

La multiplicación de los bares


Dicen que en Islandia no hay pájaros, sólo aves marinas. Ese cielo desierto de gorjeos y trinos es como el aroma de las naturalezas muertas, como la representación fantasmal de un aire disecado.

Los bares también poseen un firmamento que odia las ausencias, que sufre los despoblamientos voluntarios, o no, de su fauna habitual. 

Pero cuál es el rumor de los pájaros que sobrevuelan los mostradores y los taburetes, y también sobrevuela a los clientes que los habitan con una costumbre tan demorada que parece eterna. Esa temida desaparición, son las gotas amontonadas en vasos coronados de espuma, desbordados por un ímpetu interno que los empuja en cascadas de cristal. La cerveza es para los bares lo que es el canto de los pájaros para los cielos: una ausencia insufrible, la explicación que los llena de vida. 

Por eso en Lóstrego, el hermano menor de las “leyendas”, aprendimos a escanciar ésta bebida con el cuidado con el que se cultivan en las nubes las voces de los pájaros. Para que saborearla convierta nuestra boca en un crisol de aromas, degustaciones y tactos perturbadores. No pierdas la ocasión de probarlo en Gran Vía 146, Vigo.

sábado, 20 de enero de 2018

La leyenda del Tex-Mex

A veces los nombres de las cosas contienen, pormenorizada, la historia de los objetos que designan. Así podemos observarlo, aunque es relativamente nuevo, en el término cocina Tex-Mex. La escritora Diana Kennedy, en su libro de recetas Cuisines of México, publicado en 1972, lo acuñó y lo utilizó por primera vez con el objetivo de diferenciar la comida tradicional mexicana de la que se preparaba en la frontera noroeste del país azteca. 

Tren que unía Texas y México

Pero el vocablo TexMex (sin guion) es más antiguo. Originalmente se refería al Ferrocarril que unía Texas con México, que comenzó su andadura a finales del siglo XIX. Los horarios de trenes publicados en los periódicos empleaban esta abreviatura para designar ése trayecto. Ya en la década de 1920, se empezó a usar Tex-Mex (con guion), con un tono un tanto despectivo, para describir a personas de ascendencia mexicana que vivían en Texas –también llamados tejanos nuevos–. Y finalmente la etiqueta se aplicaría a la comida de estilo mexicano típica de la región.


Durante más de trescientos años, Texas y México fueron parte de la colonia española conocida como Nueva España. La cocina que hoy en día podríamos denominar como Tex-Mex se originó por una mezcla de la comida del pueblo nativo de Texas y la cocina española importada por los colonizadores. Los nativos americanos, contribuyeron incluyendo en sus platos el mezquite, los jalapeños y las judías pintas. Los españoles implantaron el ganado vacuno y el uso de su carne. Más tarde la llegada de colonos desde las Islas Canarias y bereberes del norte de África influyó en aquella comida regional con el empleo de grandes cantidades de especias como el comino o el cilantro.

Esta combinación fue evolucionando, y lo que era la cocina casera Tejana llegó a un público más amplio por primera vez en San Antonio en la década de 1880, en gran parte gracias a la comida barata y sabrosa que mujeres vendían en pequeños puestos en las plazas de la ciudad. Se les conocía como Las reinas del chile.

The Chili Queens o Las Reinas del Chile en San Antonio 

Con su popularización y su expansión por todo Estados Unidos a principios del siglo XX se fueron añadiendo ingredientes tan característicos del sabor Tex-Mex como el queso (aportación atribuida a Otis Farnsworth y su restaurante Original Mexican Restaurant), los nachos, o las enchiladas.

En La Leyenda servimos Aliento de Dragón, un plato perfecto para compartir, con salsa picante de ternera, frijoles y jalapeños. Todo ello cubierto de queso Chedar y acompañado con nachos casero. El original sabor TexMex en el centro de Vigo.

Aliento de Dragón

lunes, 18 de diciembre de 2017

En 18 de diciembre es nuestro aniversario

En La Leyenda es nuestro aniversario. Abrimos en 1995.  Dice el tango: “que veinte años no son nada”. Hay hermosas frases que cobijan verdades a medias, exactitudes imprecisas. Pues para un modesto bar de barrio el transcurrir de ese lapso de tiempo es un prolijo relato de incidencias, dificultades y pequeñas hazañas; también de alegrías, éxitos y cambios a mejor.

No hay que tener la fe del carbonero para descubrir en la historia de La Leyenda todos estos avatares en los veinte años desde su fundación.


Qué ofrecimos, qué ofrecemos

En el presente se contiene todo: el pasado que vivimos, las horas que disfrutamos: en una acumulación de instantes concienzudamente cribados por la memoria selectiva que nos permite sobrevivir a las frustraciones.

Empezamos vendiendo vermut de grifo; una bebida que, entonces, únicamente se servía bajo dos etiquetas italianas. Vinieron después: los platos combinados, las tapas imaginativas para acompañar a la cerveza. Y las conversaciones de barra, medio indoloro de ahuyentar tristezas, mitigar preocupaciones.

Vermú de grifo en La Leyenda Vigo

De esa herencia de hallazgos y descartes llegamos al patrimonio actual.  Quien visita La Leyenda se encuentra con un muestrario de alternativas que por separado o combinadas satisface los gustos más exquisitos los antojos más extravagantes.

Un modo de tirar la cerveza que enriquece el sabor de la bebida más demandada, una selecta carta de vinos, licores, refrescos y exóticos cócteles. Burges de ternera seleccionada, platos Tex-Mex, salsas caseras para aderezar productos de primera calidad. Postres, contrapunto dulce de la carta. Fuera de ésta un surtido de recetas (“fuera de carta”) que complementan con viandas de temporada la variedad de nuestra oferta.

El servicio sin recargo a domicilio, aporta comodidad a nuestros clientes más caseros

Ambiente



En nuestro local encontrarás el ambiente que todos buscamos para pasar los ratos de ocio. Además de un lugar divertido y tranquilo se brinda una frecuente y variada oferta de eventos culturales, musicales o de entretenimiento: Certamen De Cortos y Cañas, actuaciones de grupos locales y foráneos, fiestas temáticas, degustación de pinchos de alta cocina, Sesión Vermut todos los domingos al mediodía. Y lo que se nos ocurra o se le ocurra a nuestros parroquianos.